viernes, 16 de marzo de 2012

Reflexión

Me ha encantado la siguiente reflexión de un espectador de la edición 17ª París-Brest-París:

Me gustan los conquistadores de lo inútil tal como decía Lionel Terray. Esa gente, en un mundo sin sueños, me hace soñar. Transmitir eso a los demás, a nuestros niños, vale la pena. 
¿Qué representan estos ciclistas? Bueno, son fuertes, pero más importantes es el espíritu. Entiendo que entre los 5000, algunos quieran un buen tiempo. En el mundo hay de todo. Pero es el espíritu. El espíritu de los sitios, de equipo, la camaradería, el respeto mutuo en un mundo sin principios, conservar ciertos principios.

Visto en el DVD oficial de la prueba.


Publicar un comentario en la entrada