sábado, 5 de enero de 2013

Por no sumar pierdes un 5%

Hace unos días se me agotó uno de los cartuchos de color de la impresora, esa tinta que nos cobran a precio de oro líquido, pero es otro tema.

Después de visitar la gran superficie del pelirrojo de los anuncios, que por otro lado parece dopado, caminé cien metros y entré en el Carrefour del centro comercial Nassica para comparar precios. Una vez visto que eran más baratos en éste último, mi idea era comprar solo el cartucho del color que me hacía falta porque la gracia de estas impresoras es que, aunque quieras imprimir en grises y pese a que tengas el cartucho de negro al 100%, si te falla uno de los tres de color el cacharro se niega a imprimir. De todas formas y como últimamente miro el céntimo cada vez más busqué el pack que venden con los tres cartuchos de color y el de negro, por si el ahorro merecía la pena. Cada uno de los tres cartuchos de color tenía un precio de 8,70€ y el de tinta negra de 11€ lo que, haciendo un simple cálculo, da un total de 37,10€ El precio del pack con los cuatro cartuchos cuesta 39€ ¿Dónde está el ahorro? El pack te cuesta un poquito más del 5% que comprando los cartuchos sueltos.

Para asegurarme ya que, como suele ser habitual también en estos centros, el producto estaba cambiado de sitio en el lineal o bien no correspondían los códigos EAN (en este caso el pack), cogí un producto de cada y los pasé por uno de los lectores de código de barras que suelen tener para que consultes precio, confirmándome estas cantidades.

Nos toman por tontos y, lo peor, es que mucha gente picará por no hacer un cálculo básico.

Los artículos que comento en la fila superior.

Publicar un comentario en la entrada